¿Cómo me tomo el aceite de CBD?

Para la administración de este cannabinoide hay diferentes vías. La más habitual es la vía sublingual, siendo el formato un aceite (normalmente de cáñamo o de oliva) con extracto de CBD. La forma de toma es muy sencilla, solemos recomendar que se echen las gotas a una cucharita y de esta manera contamos exactamente cuántas gotas caen. De ahí, chupar la cuchara y dirigir el aceite debajo de la lengua. Mantenerlo un minuto y tragar el remanente. A veces queda un regusto a hierba en toda la boca, para algunas personas esto es agradable, para otras no tanto. Si eres de estas últimas, puedes tomar un trozo de pan, bizcocho o similar para quitar este sabor y que le siente mejor al estómago. Esto es algo opcional. Otras opciones es ponerte delante del espejo y contar las gotas que van cayendo. También puede echártelas alguna persona de confianza que cuente las gotas. Esta última opción es en situaciones en las que la persona que va a tomar el aceite esté impedida, recomendamos siempre el fomento de la autonomía, a la vez que sabemos lo valioso e importante que es tener a alguien cerca que pueda hacer esto por nosotros (en situaciones de gente muy mayor, diversidad funcional grave, etc.)

Publicación más antigua Publicación más reciente